Vamos a tomar la primera de cuatro copas de vino
Cediendo el control
Al vino, a la historia, a Dios.
Estamos en Egipto, un lugar claustrofóbico, y Dios nos dice:
Te liberaré.
Te rescataré.
Te redimiré.
Y te traeré hacia mi.
Santifica el día con la primera copa.

Vamos a tomar la primera de cuatro copas de vino
Cediendo el control
Al vino, a la historia, a Dios.
Estamos en Egipto, un lugar claustrofóbico, y Dios nos dice:
Te liberaré.
Te rescataré.
Te redimiré.
Y te traeré hacia mi.
Santifica el día con la primera copa.

Mejor será salir, levantarnos,
Resistir la opresión
Y libres hacer nuestros propios lugares.
Así que bebamos de la Copa de la Santificación; el fruto de nuestras esperanzas y oraciones.

בָּרוּךְ אַתָּה יְיָ, אֱלֹהֵינוּ מֶלֶךְ הָעוֹלָם, בּוֹרֵא פְּרִי הַגָּפֶן

Baruj Atah Adonai, Eloheinu Melej ha-olam, borei pri hagafen.

Bendito eres tu Adonai, Dios nuestro, Rey del universo, que creaste el fruto de la vid.

בָּרוּךְ אַתָּה יְיָ, אֱלֹהֵינוּ מֶלֶךְ הָעוֹלָם, שֶׁהֶחֱיָנוּ וְקִיְּמָנוּ וְהִגִּיעָנוּ לַזְּמַן הַזֶּה

Baruj Atah Adonai, Eloheinu Melej ha-olam, she-hejeianu v’ki’manu v’higuianu lazman hazeh.

Bendito eres tu, Adonai, Dios nuestro, Rey del universo, que nos diste la vida, nos sostuviste y nos hiciste presenciar este momento.


haggadah Section: Kadesh
Source: Translated and adapte from "The Four Cups" by Trisha Arlin