Tal vez no estés de acuerdo,
Pero creo
Que sin discusión, no hay Judaismo.
Sin tanto lo amargo como lo dulce,
Sin tanto lo estricto como lo permisivo,
Sin tanto la obligación como la flexibilidad,
Simplemente no podemos existir.

Por eso esta noche
Comemos el Sándwich de Hillel,
Ese amuse bouche de discusión
Hecho de
Rábano picante, amargo y jugoso
Y
Jaroset, dulce y espeso como un ladrillo
Y
La matzah para mitigar ambas cosas.

Así somos,
Guardando rencor, y al mismo tiempo dejándolo ir.
Recordando que alguna vez fuimos esclavos
Y que luego fuimos libres,
Rehusándonos a esclavizar a otros
Y
Peleando con quienes pretendan hacerlo.

Comemos y
Nos maravillamos de la presencia de Dios,
Comemos y
Hacemos preguntas,
Comemos y
Estudiamos Torah,
Comemos
Y contamos nuestras historias, dulces y amargas.
¡Ñam!


haggadah Section: Koreich
Source: Translated and adapted from "The Hillel Sandwich: The Food That Holds A Grudge" by Trisha Arlin