Mi culo se había dilatado y mi hijo poco apoco consiguió metérmela hasta dentro.

En ese momento comenzó la locura colectiva, yo tenía las pollas de mi marido y de mi hijo dentro de mí, y ellos notaban como sus testículos chocaban al bombear cada uno en su agujero.

Los tres nos movíamos rítmicamente, en una descoordinación maravillosa en la que yo notaba como sus pollas entraban y salían de mis agujeros y seguía teniendo orgasmos sucesivos sin parar, con lo que gritaba continuamente, gemía y jadeaba como una posesa.

besplatni porno
Amaterski
Brutalni
Drkanje
Masaža
Orgije
Pušenje
Tinejdzerski
xvideos
Analni
Crnkinje
Erotske priče
Matorke
Plavuše
Redaljka
Velike Sise
xxx
Azijski
Dlakave pičke
Hrvatski porno
Međurasni pornići
pornhub
redtube
xhamster
youjizz
BBW
Domaci porno
Lezbejke
Milf
Porno filmovi
Svrsavanje
xnxx
youporn

Noté como mi marido se volvía a correr de nuevo, algo increíble para el y también como mi hijo se derramaba dentro de mi culo.

Chorreaba semen por todos lados y ellos seguían fallándome sin parar, apretándome como un sándwich.

Me estaban matando de placer y también literalmente, sentía que me asfixiaban entre los dos, de pronto note como mi cuerpo se desmadejaba y perdí el conocimiento.

Cuando desperté, estaba echada de espaldas en la cama, mientras mi marido y mi hijo intentaban desesperadamente reanimarme.

Abrí los ojos y les sonreí, ellos estaban realmente asustados y al ver que me había despertado, comenzaron los dos a besarme tiernamente y a decirme que creían que me había pasado algo.

Yo para tranquilizarlos les dije que simplemente me había desmayado de puro placer y que había sido maravillosos, que los dos habían estado extraordinarios.

Mi marido dijo que había sido una experiencia única para el, que incluso había tenido dos orgasmos seguidos, después de haberse corrido también por la tarde y que esto suponía un despertar sexual a sus 50 años.

Mi hijo nos besaba y daba las gracias a los dos por ser los padres mas maravillosos del mundo, añadió que su experiencia dándome por el culo había sido increíble, que es mucho mas estrecho que la vagina, que el pene entra totalmente ajustado y que además el esfínter se está contrayendo continuamente, proporcionando un placer añadido.

Le dijo a su padre que lo tenía que probar y este le contesto que tendríamos tiempo para todo, pero que había que tomárselo con calma, ya que en esta ocasión, por ser la primera vez, todos nos habíamos excitado mucho y me podían haber lastimado.

A partir de ese día, nuestras vidas se unieron para siempre, seguimos durmiendo los tres juntos después de 10 años, mi marido con 60 años, cada vez participa menos en nuestras orgías, pero mi hijo con 26 años y yo con 46, seguimos follando como locos y seguimos sintiendo la misma pasión el uno por el otro.


haggadah Section: Introduction
Source: blog